El poder de la palabra: de Quijotes y Sanchos y de otros héroes y leyendas

DonQuijoteQué maravilloso resulta el 23 de abril, un día que sirve de homenaje a algo tan maravilloso como los libros. En algunos lugares, Cervantes, y su don Quijote y Sancho Panza. Por otros lados, una alegoría al valor, el amor y la cultura, y por otros el descenso de uno de los grandes de la literatura inglesa.
Ahondando en aquello que encierra para mi este evento, me permito compartir una reflexión personal sobre la metáfora que encuentro entre estos elementos de esta fiesta y algunos aspectos del proceso de coaching.
Por un lado, la dualidad entre don Quijote y Sancho Panza, me lleva a reflexionar sobre el idealismo y la realidad a tener presente en la formulación de un objetivo. Puede sonar contradictorio, pero del mismo modo que ambos personajes resultan complementarios en esta historia, el uno resulta importante con el otro a la hora de poder pensar y soñar ese lugar donde queremos llegar.
La historia de Sant Jordi, por su parte me facilita otra metáfora la de la cultura y los sentimientos, la forma como ambos aspectos conviven en cada uno a manera de cogniciones y emociones, del mismo modo que lo hacen en esta fiesta. Me hablan a su vez del valor, y la forma como al matar al dragón los sentimientos fluyen, una metáfora que describe en sí misma aquello que se mueve al interior de cada uno dentro de este proceso y aquello que consigue hacer el momento en que liquidamos el miedo.
Una tradición, que en su misma evolución, permite ver el valor de aquello que transmite, no sólo es la transmisión de la cultura sino un repensar la misma, a día de hoy la rosa y el libro, también constituyen un regalo para las mujeres, lo cual a su vez me representa que la razón y la emoción no resultan lugares separados. Así como el valor de la palabra como fuente de conocimiento, y como agente de cambio. Y que el celebrarlo, es algo que va más allá de un ámbito local, que va más allá de una lengua y que esa necesidad es un elemento común.
Si bien en época de Cervantes, de Shakespeare, el coaching como tal no existía, a su manera su obra generaba ese punto de reflexión y posiblemente inflexión que a día de hoy conseguimos en cada proceso, con herramienta común para ellos y para nosotros como es: la palabra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s