Explorando el Mundo

Una de las herramientas de trabajo de nosotros los coaches es el cambio de observador, en este artículo reflexiono sobre la forma como el proceso de coaching en sí mismo constituye un proceso de cambio de visión.

…..

Si sigues haciendo lo mismo obtendrás los mismos resultados, si actúas de forma diferente se te abrirán otras opciones, es una frase que resume en buena cuenta el producto del cambio transformacional que ocurre después de un proceso de coaching.

Muchas veces me he preguntado cómo hacerlo. En el responderlo, han actuado reflexiones propias como poner en acción cosas que he ido aprendiendo de otras personas. Sin embargo hace poco me topé con una situación que hizo que reflexionara sobre la forma en cómo se da este proceso, y es algo que quisiera compartir en este momento:

Un día decidí salir a explorar el mundo. No sólo viajé sino que me asenté en distintos lugares, en cada uno de ellos conocí a personas distintas en diferentes sentidos, por edad, por cultura, por educación, por realidad,…,  todas y cada de ellas fueron constituyendo un libro abierto para mí. Detrás de cada persona aprendí que coexistían distintas formas de vivir, escuché sueños e ilusiones variopintos, experiencias forjadas en el hogar, en el trabajo, en la cotidianeidad que dependiendo de dónde se situase adquiría un matiz distinto. Todas estas experiencias me permitieron no sólo conocerme más, sino entender que había muchas formas de estar en este mundo.

Hace poco volví al lugar del cual partí. La experiencia ha sido impactante. Las personas y los escenarios con los que me encontré fueron los mismas y las mismos que me acompañaron durante toda la etapa de crecimiento, sin embargo, lo que vi y escuché no era lo mismo. Todas las personas con quienes me encontré habían continuado andando a su vez por el mundo, pero su mundo. A su manera todas y cada una de ellas también habían vivido, también tenían sueños y experiencias forjadas en distintos escenarios. Sólo que a diferencia de antes, todas y cada una de las cosas que escuchaba sonaban distintas.

Me pregunté sobre qué había pasado, y de pronto me vino a la mente la frase de Marcel Proust, aquella que en ocasiones se cita en libros de psicología, aquella que en pocas palabras describía lo que me pasaba:  “El único viaje de descubrimiento consiste, no en buscar nuevos paisajes sino en mirar con nuevos ojos.” Me di cuenta que posiblemente yo era la misma pero la forma que me situaba ante aquello que escuchaba era distinta, y que era ese cambio aquello que viese todo diferente.

Me di cuenta que el verdadero viaje era aquel que había realizado en mi interior. La toma de contacto con mis emociones, el actuar sobre el objetivo no sobre el problema, el salir de mí,  y sobre todo el saber que existen creencias limitantes que en ocasiones son los mayores obstáculos en el camino. Los aprendizajes adquiridos de otros si bien tenían un valor, eran todas y cada una de las experiencias que había vivido junto con el trabajo personal adquirido a través de todo el proceso formación como coach ejecutiva, aquello que habían obrado a mi favor en este cambio de visión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s